committed to historic Baptist & Reformed beliefs

 

CONFESION DE FE BAUTISTA DE 1689

LA CONFESION BAUTISTA

 

CAPITULO 13:  DE LA SANCTIFICACI?

1. Aquellos que son unidos a Cristo, llamados eficazmente y regenerados, teniendo un nuevo coraz? y un nuevo esp?itu, creados en ellos en virtud de la muerte y la resurrecci? de Cristo,' son a? m? santificados de un modo real y personal,2 mediante la misma virtud,3 por su Palabra y Esp?itu que moran en ellos;4 el dominio del cuerpo entero del pecado es destruido, y las diversas concupiscencias del mismo son debihtadas y mortificadas m? y m?, y ellos son m?y m? vivificados y fortalecidos en todas las virtudes salvadoras, para la pr?tica de toda verdadera santidad,5 sin la cual nadie ver?al Se?r.6

1. Jn. 3:3-8; 1 Jn. 2:29; 3:9,10; Ro. 1:7; 2 Co. 1:1; Ef. 1:1; Fil. 1:1; Col. 3:12; Hch. 20:32; 26:18; Ro. 15:16; 1 Co. 1:2; 6:11; Ro. 6:1-11 2. 1 Ts. 5:23; Ro. 6:19,22 3. 1 Co. 6:11; Hch. 20:32; Fil. 3:10; Ro. 6:5,6 4. Jn. 17:17; Ef. 5:26; 3:1-19; Ro. 8:13 5. Ro. 6:14; G? 5:24; Ro. 8:13; Col. 1:11; Ef. 3:1&19;2Co. 7:1; Ro. 6:13; Ef. 4:22-25; G? 5:17 6. Re. 12:14


2. Esta santificaci? se efect? en todo el hombre, aunque es incompleta en esta vida; todav? quedan algunos remanentes de corrupci? en todas partes,' de donde surge una continua e irreconciliable guerra:2 la carne lucha contra el Esp?itu, y el Esp?itu contra la carne.3

1. 1 Ts. 5:23; 1 Jn. 1:8,10; Ro. 7:18,23; Fil. 3:12 2. 1 Co. 9:24-271 Ti. 1:18; 6:12; 2 Ti. 4:7 3. G? 5:17; 1 P. 2:11


3. En dicha guerra, aunque la corrupci? que a? queda prevalezca mucho por alg? tiempo,' la parte regenerada triunfa a trav? de la continua provisi? de fuerzas por parte del Esp?itu santificador de Cristo;2 y as?los santos crecen en la gracia, perfeccionando la santidad en el temor de Dios, prosiguiendo una vida celestial, en obediencia evang?ica a todos los mandatos que Cristo, como Cabeza y Rey, les ha prescrito en su Palabra.3

1. Ro. 7:23 2. Ro. 6:14; 1 Jn. 5:4; Ef. 4:15,16 3. 2 P. 3:18; 2 Co. 7:1; 3:18; Mt. 28:20

 
 
The Reformed Reader Home Page 


Copyright 1999, The Reformed Reader, All Rights Reserved