committed to historic Baptist & Reformed beliefs

 

CONFESION DE FE BAUTISTA DE 1689

LA CONFESION BAUTISTA

 

CAPITULO 24:  EL GOBIERNO CIVIL

1.Dios, el supremo Se?r y Rey de todo el mundo, ha instituido a los magistrados civiles para estar sujetos a ?, gobernando al pueblo para la gloria de Dios y el bien p?lico; y con este fin les ha armado con el poder de la espada, para la defensa y aliento de los que hacen lo bueno, y para el castigo de los malhechores.

1. 1Ro. 13:14; 1 P. 2:13,14


2. Es l?ito para los cristianos aceptar y desempe?r el cargo de magistrado cuando sean llamados para ello; en el desempe? de su cargo deben mantener especialmente la justicia y la paz,2 seg? las leyes sanas de cada reino y estado; as? con este fin, bajo el Nuevo Testamento, pueden legalmente ahora hacer la guerra en ocasiones justas y necesarias.3

22S. 23:3; Sal. 82:3,4 3 Lc 3:14


3. Como los gobernantes civiles son puestos por Dios con los prop?itos ya mencionados, los cristianos est? sujetos a ellos en los requisitos legales, y esto por causa del Se?r y de la conciencia y no meramente para evitar castigo.4 Debemos ofrecer suplicaciones y oraciones a favor de los reyes y de los que est? en autoridad, para que bajo su gobierno podamos vivir quieta y reposadamente en santidad y honestidad.5

4Ro. 13:57; 3. 1 P.2:17 5 1 Ti. 2:1,2

 
 
The Reformed Reader Home Page 


Copyright 1999, The Reformed Reader, All Rights Reserved